domingo, 13 de marzo de 2016

Lluvia de idea. Brainstorming.



Okay. Tienes esta idea fascinante, tienes una idea más o menos clara de quienes serán tus personajes. ¿Ahora qué? ¿Cómo llegar de A a B, de C a D? Una lluvia de ideas es ideal para eso.
Antes de comenzar con la lluvia de ideas, sería ideal que anotaras los puntos que quieres tocar en tu historia.
Hacer una lista, una cuadricula, nubes (lo que quieras) con esas ideas y luego vincularlas de alguna manera.

Ej: Mi historia corta, El Cambio, es la precuela de mi novela llamada El Rapto. El objetivo principal de El Cambio es narrar la historia de un clon, la clon que toma el lugar de Theresa Palmer, quien será la protagonista de El Rapto.
Mi primera idea fue general: narrar la manera en la que el clon llega a tomar la vida de Theresa.
¿Y luego qué?
Comencé a hacer una lista de los puntos que quería tocar:

 Veintidós (el clon) descubre que es un clon.
Ella recuerda haber estado enamorada de otro clon.
Visita por primera vez a la familia de Theresa.
Conoce en persona a Theresa.
Debe decidir entre escapar o quedarse.
Ella conoce al novio de Theresa
Se obsesiona con la familia de Theresa

La lista era enorme, así que comencé a tachar los puntos que no me parecían tan interesantes, o aquellos que solo alargarían la historia sin ser importantes. DESPUES de eso, tomé cada punto y comencé a escribir posibles ideas para dicho punto.

Veintidós descubre que es un clon. En ese punto lo más importante para mí era decidir ¿Cómo?
Así que comencé una nueva lista de ideas (si decides hacer eso, puedes hacer una lista, nubes, garabatos, lo que quieras. El punto es que las ideas fluyan. Brainstorming!)

Veintidós descubre que es un clon, ¿cómo?
Sus recuerdos llegan repentinamente.
Veintitrés se lo dice.
La mujer encargada de los clones se lo explica.
Lee una carpeta con su nombre y lo descubre.
Encuentra a la verdadera Theresa por casualidad.

De acuerdo a la historia que estas contando, debes decidir las ideas que más te interesen, a veces puede ser una, o dos o tres. Lo importante es que tengas por lo menos una idea precisa para no quedarte estancada preguntándote como continuar.
Por supuesto, si vienes pensando en esta novela por años y tienes toda la trama narrada en tu cabeza, esto no va a ser tan necesario. La lluvia de ideas puede serte útil solo cuando no sepas como seguir o cuando quieras cambiar algo. Recuerda, lo importante es siempre tener una idea de donde continuar.
Espero que esto te sea de ayuda. 


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Escribe YALit Published @ 2014 by Ipietoon